martes, 31 de enero de 2012

Lo siento Mariano

Ya lo siento Mariano. Siento que tengas que pasar por este mal trago. Siento en el alma que la reforma laboral te vaya a costar una huelga, de verdad. Lo siento más que nada.


Y sé que igual que yo siento que tú tengas que pasar por este mal trago tú sentirás también como tuyo el dolor que vas a causar a millones de personas con una reforma laboral que, por lo que insinúas con lo de la huelga y lo contento que está Botín, va a ser el tiro de gracia para los trabajadores y los derechos que se han ido ganando en más de 100 años de lucha contra la explotación del obrero.
Millones de trabajadores y sus familias que gracias a lo que tú y tus dos antecesores en el cargo (Zapatitos y el texano) habéis hecho a lo largo de 16 años en España, se van a ver ahora en una situación que no se conocía desde hace muchos años: vivir peor que la generación anterior. 
Millones de personas que hace un par de años tenía su vida encarrilada y que ahora, en muchos casos, se ven sin trabajo, sin dinero, sin casa, viviendo de las (las más de las veces) exiguas pensiones de unos abuelos que también están destrozados viendo lo que le está ocurriendo al país que con tanto esfuerzo ayudaron a levantar  y lo que está ocurriendo con unos derechos laborales que tantos años costó conseguir y que estáis destrozando en apenas unos meses.
Millones de personas que verán reducidos sus salarios mientras aumentan todos sus gastos: luz, agua, gas, combustible, alimentación, transporte... el ocio ni lo cuento ya porque gracias a ti y a los tuyos dentro de poco ir al cine será cosa de ricos.
Pero sé que harás tuyo tanto dolor y sufrimiento porque a cambio de hipotecar el futuro del país recortando en educación, sanidad, sueldos, derechos, servicios... nos sacarás de una crisis en la que nos ha metido la inmensa deuda crediticia de los ciudadanos causada por su avaricia desmedida para tener vacaciones, casa, coches, televisiones planas...
Y de verdad te juro que quiero creer lo anterior, porque la alternativa es que lo que vais a hacer es recortarlo todo, darle todo al sector privado, arruinarnos con premeditación y alevosía para convertir a España en mano de obra barata para las empresas europeas. Como ves, prefiero creer lo de antes, porque como dijo alguien, en la ignorancia está la felicidad. Y a veces es mejor ser feliz... mientras nos dejéis.

1 comentario :

Pablo dijo...

jajajajja me as alegrado la tarde te sigo ;) visita mi blog y sigueme tambien anda que me estoy iniciando en este mundo de los blogs xd