miércoles, 3 de mayo de 2017

A vueltas con los carteles

Como todos los principios de mayo (más o menos) la polémica vuelve a Zaragoza. Y es que para estas fechas se anuncia el cartel ganador para anunciar las Fiestas del Pilar. Y, como siempre, no deja indiferente.

Este año el cartel ganador lo ha creado Javier Martín Martín y se titula "A la J jota" y es el que aquí os muestro:

Como he dicho el cartel nunca deja indiferente, unas veces gusta más y otras menos, pero este año la opinión mayoritaria se decanta por el "no me gusta el cartel". Desde que se ve soso hasta que es un cagada, tenemos opiniones para todos los gustos pero como digo, la mayoría desfavorables.

Y en mi opinión, que para eso escribo esto aquí, el cartel es... como poco muy soso. Tres colores, cuatro si contamos el blanco. La alusión a la Virgen del Pilar, a la sazón patrona de la ciudad y la que se dedican las fiestas, es la más pequeña que recuerdo sobre todo desde que dejó de aparecer en el cartel lo de "Fiestas en honor a la patrona" y fórmulas similares. Simplemente aparece formando parte de la palabra PILAR como la A. Aunque reconozco, eso sí, que me parece genial ponerla así y podría quedar como tipografía para las fiestas durante más años. Pero claro, en el cartel de las Fiestas del Pilar, la Virgen debería estar más presente. Luego lo de la jota... Vale, vemos lo que parece una baturra bailando jota, pero vemos también que la baturra no lleva alpargatas de jotera ni un zapato de gala. Parece que calce unas zapatillas de ir por casa. Aunque eso también puede ser por la simplificación del diseño. Pero tampoco costaba ponerlo más reconocible. Que si el cartel se llama "A la J jota" pues que no quedara duda alguna viéndolo ¿no? Y un cartel soso, muy soso. Un pansinsal de cartel.

En fin, que no veo yo que recoja lo que son las Fiestas del Pilar. Unas fiestas multitudinarias, alegres, coloridas, divertidas, callejeras, que son mucho más que la jota y unas fiestas que sin la Virgen del Pilar pierden toda su esencia. Y sí, claro, que si no me gusta pues que haga yo un cartel y a ver si lo hago mejor. Y lo intentaría, pero no estoy yo llamado por la senda del dibujo, qué vamos a hacerle. Se me da mejor escribir.