sábado, 13 de febrero de 2010

Por poco me cargo a un ciclista

Esta noche he estado a punto de matar, o por lo menos herir, a un capullo en bicicleta.
Iba yo con el coche por Gertrudis Gómez de Avellaneda a girar a Clara Campoamor, teniendo el semáforo verde y los ciclistas y peatones rojo. Repito, ROJO. Ese color que en los semáforos significa NO PASAR. Pues bueno, un imbécil, un gilipollas de chaval, unos 16 años tendría, ha decidido que ese color no era para él, o algo así. Sólo así me explico que yo, que iba circulando bien, haya tenido que meter un frenazo del quince para no matarlo. Y aún frenando a tope, le he dado. Vamos, que me lo he llevao por delante. No os asustéis, no ha sido nada, un golpecillo leve, el chaval ha apoyado la mano en el capó y ni se ha caído ni nada. Y aún digo más: el golpe muy muy leve, porque cuando salía yo del coche el muchachico ha cogido, ha seguido pedaleando y se ha largao, dejándome a mí y los que han visto lo que ha pasado alucinando.
Recapitulemos: yo con el coche circulando bien, un ciclista se salta un semáforo en rojo, freno y aún así le doy, y coge y se va tan ricamente.
Por suerte no ha pasado nada, pero si yo no freno a tiempo me lo habría llevado por delante yendo a unos 35 km/h, se habría comido mi parabrisas, yo habría perdido el control del vehículo, habría causado más golpe y el tonto del chaval, por no haberle salido de los cojones el fijarse en el semáforo y frenar, podría haber muerto. Gracias a Dios no ha ocurrido nada, pero a ese chaval, yendo como iba, cualquier día lo atropellan gravemente.
Así que a todos los que defienden el uso de la bici en la ciudad, una cosica: yo soy el primero que respeta a los ciclistas, cambiando de carril para adelantarlos, pasándolos despacio y fijándome siempre en lo que puedan hacer. Pero si los propios ciclistas no respetan ni siquiera un semáforo en rojo, por mucho que yo ponga de mi parte, poco podré hacer. Y son muchos los ciclistas que no respetan los semáforos, muchos.
Aquí tenéis un esquema de lo ocurrido.



3 comentarios :

Anónimo dijo...

esa calle no es maria zambrano es gertrudis gomez de avellaneda, y lo reconozco, como peatona, se pasa ese semaforo en rojo, porque hay momentos que se puede y se tiene visibilidad

Fernando Soguero dijo...

Siempre me lío entre las dos calles, no tengo remedio. Ahora lo cambio, gracias.

Blogger dijo...

SuperPayMe is the biggest get-paid-to site.