lunes, 1 de agosto de 2016

Reseña de Wazabi

Pues le he cogido el gusto a esto de hablar de juegos de mesa. Que no es que el blog se vaya a convertir en un blog de juegos de mesa, no. Pero como veis arriba, tienen su sección propia. Eso significa que habrá contenido. Ya sea como el otro día que puse una versión rediseñada de Mareas del Tiempo o como ésta vez en la que hago mi primera reseña de un jeugo de mesa. Y para ello he elegido el último que compramos en casa, Wazabi. Un juego muy sencillo, rápido y divertido. Bueno, a lo que vamos...

Wazabi es un juego de la editora francesa Gigamic, editora entre muchos otros de Panic Lab o Marrakech, por decir los que más me suenan de su catálogo. Esta edición que yo compré debe de ser la segunda, pues la primera, que es la que he visto reseñada por ahí, contaba con diferentes dibujos, otra caja y hasta otras cartas. Pero el juego es esencialmente igual. Y además es independiente del idioma pues las cartas explican todo muy bien sin necesidad de palabras.

EMBALAJE
Empezaremos con el unboxing. El juego viene en una robusta caja de 20 x 14,5 x 6,8 cms dentro de la cual encontramos 36 cartas de gran tamaño, 24 dados con bajorrelieve y 20 fichas de instrucciones. Calma calma, cada ficha son las instrucciones en un idioma, no es que hayan 20 hojas de instrucciones... Vamos, que te puedes quedar con una ficha. 


La caja está bien aprovechada aunque haya bastante aire oculto porque las fichas de instrucciones se ajustan al tamaño de la caja. A la hora de guardar el juego, como veis, todo va a medida. Guardamos los dados en su hueco, encima colocamos las cartas y, tapando todo, las instrucciones.



COMPONENTES
Pasemos a los componentes. Como he dicho 36 cartas de gran tamaño. Pero grandes de verdad, 65mm de ancho y 101 de largo. Casi nada. He mirado  y las fundas serían las Magnum Copper de Mayday que podemos encontrar a muy buen precio en cualquier tienda de juegos de mesa. Aunque igual sobresale la carta un poquito por arriba, pero lo importante es que por abajo esté protegida para poder barajear sin miedo. Porque ¿no os pasa que barajeais con miedo SIEMPRE?

Los dados también están geniales. Son negros con los símbolos en bajorrelieve en blanco. Tienen 3 símbolos de usar carta, 2 de robarlas y 1 para dar un dado a un rival.
Las fichas de instrucciones también son de buenísima calidad, son de cartoncillo bien resistente. y la caja, como dije al principio, muy robusta. Puedes llevar el juego de aquí para allá sin miedo a que se rompa algo. Algo que sí echaremos en falta es la bolsa de tela que venía en otra edición, la que lleva otros dibujos y cuya caja es cúbica. Que digo yo que bien podrían haber reducido las fichas de instrucciones y haber puesto la bolsita para transportar dados y cartas pero en fin, no está y punto.


Las diferentes cartas que componen el juego
MECÁNICA
El juego es sencillísimo y rápido. En la caja nos indican que la duración media de las partidas es de 20 minutos, pero normalmente durarán menos. Claro, que no he probado a jugar 6 personas, solo 3, así que no estoy seguro de qué pasa cuando juega más gente. La mecánica es la siguiente: se reparten 3 cartas y 4 dados a cada jugador. Quien empiece, tirará los dados pudiendo sacar tres símbolos: una W que servirá para usar carta, un símbolo de robar carta y otro para pasar un dado a un rival. Podremos usar una carta por turno y solo si hemos obtenido con la tirada de dados suficientes W para ello. Hay cartas que cuestan 1, 2 y 3 W. Es por ello que, cuantos menos dados te quedan, más cuesta deshacerte de ellos, ya que tendrás cartas que no podrás usar. Pero no te preocupes, que enseguida tendrás más dados que tus rivales, amablemente, irán dándote. O te dejarán un  turno sin jugar, o te darán sus dados, o te quitarán cartas... Una risa oiga. Cuando se juega una carta el efecto se aplica inmediatamente. Y básicamente, eso es todo. Acabas el turno y le toca al siguiente hasta que alguien se queda sin dados. Eso puede ocurrir muy rápidamente ya que, con mucha suerte, podrías sacar un símbolo de dar dado en todos los dados que tires. Pero vamos que si pasa tampoco es el fin del mundo. Antes comienza otra partida... Y si queréis que duren más, se dan más dados y punto. Amén de alguno que otra modificación de las reglas si se juegan de 4 a 6 jugadores, pero son opcionales.

Ejemplo de partida
CONCLUSIÓN
Está claro que Wazabi, como todo filler, no es un juego al que dedicar una tarde. Pero su rapidez, el pique que se consigue fastidiando a los otros jugadores y su abrumadora sencillez que permite que incluso los niños jueguen hacen de él el candidato perfecto a rellenar esos huecos entra otros juegos o, por qué no, a ser uno de los 4 filler que llenen una tarde entera. Aunque como juegas una partida tras otra, te puedes pegar perfectamente una hora tirando daditos para deshacerte de ellos... En fin, que por los 16,50€ que cuesta (depende del comercio pero por ahí va, y en tienda online lo tenéis por menos) ha sido una grandísima adquisición a nuestra creciente juegoteca familiar.

PROS
  • Barato
  • Rápido
  • Muy sencillo


CONTRAS
  • Que la partida puede acabar con la primera tirada
  • Que esta edición no lleve la bolsa de tela
  • ¿20 fichas de instrucciones?¿En serio?


Y hasta aquí mi primera reseña de un juego de mesa. Espero que os haya gustado y servido para conocer el juego. Y si queréis ver más, en la web del distribuidor tenéis incluso un video de una partida. Eso sí, con la edición anterior. Un saludo y hasta la próxima.

No hay comentarios :