lunes, 9 de mayo de 2011

"No os vamos a fallar"... Y nos fallaron



Decepcionado. Es la palabra que mejor describe lo que siento ahora mismo tras la vergonzosa derrota de mi Real Zaragoza ante Osasuna por 1 a 3. Creo que no estoy ni cabreado porque ¿qué bien te hace estar enfadado? Ninguno, que te sube la tensión y cosas así. Pero es que estar decepcionado es el paso siguiente al enfado.
Y es que nos es para menos. Hemos vidido una semana ilusionante con la victoria ante el Real Madrid en el Bernabéu (4 veces se han ganado en casi 60 visitas) y con las buenas noticias del plano económico. Quizás todo eso dejó que nos llevara la euforia y pensáramos que ya estaba todo casi hecho, dando por segura una victoria que nos habría dejado con 41 puntos, a Osasuna con 38 y prácticamente ya salvados.
Pero no ha sido así. Tras pedir el apoyo de la afición y recibirlo, el Real Zaragoza, sus jugadores y su técnico, no han sido capaces de responder ante los 35000 espectadores que esta noche estuvimos en la Romareda. Dejo para los que saben de esto el resumen futbolístico del encuentro y sólo diré que no se puede entregar un partido tras ir ganándolo, que no se pueden fallar goles cantados que lo hubieran sentenciado y que sigo sin entender cómo cojones pueden los jugadores salir durmiendo al campo y no enterarse de la misa la media.
Porque entregar el balón a un equipo como Osasuna cuando sólo le has hecho un gol es de tontos o bien de fanfarrones. A un equipo como Osasuna, experto en jugadas a balón parado, no le puedes permitir que te arrincone porque al final le pitarán una falta a favor y te la clavarán como ha sido el caso del segundo gol. Y el Real Zaragoza, tan frágil defensivamente como nos ha ido recordando partido tras partido, no puede entregar el balón porque siempre se cometen errores, errores que nos han costado muchos goles y muchos puntos esta temporada. Y claro, hoy no iba a ser menos.
No obstante, donde se ha perdido el partido ha sido en el cambio de Ander Herrera por Jorge López. Aguirre lo ha justificado diciendo que era para controlar más el balón, para no perderlo... Pues estábamos mejor perdiéndolo, la verdad. Siempre he dicho que Jorge Pérez no tiene la calidad que se le suponía en el Racing. Muy pocas veces la ha demostrado y son más las veces que la ha cagado que las que ha acertado. Los silbidos de la grada lo atestiguan.
Tampoco ha sido buena la actitud de los jugadores. Cuando les han empatado han terminado de desorientarse perdiendo la posición en el campo. No han reaccionado lo más mínimo y por eso ha venisdo el segundo y el tercer gol. Sólo con en 1 a 2 ha habido un atisbo de reacción que se ha acabado con el tercer gol osasunista.
Y encima la suerte ha sido, como casi siempre, esquiva. Un poste ha evitado el empate a dos. Imagino que otro gallo nos cantaría de haberse empatado, pero el caso es que no se hizo y se encajó un gol más.
En cuanto a la afición pues... No se le puede pedir más. En mi caso, tres horas de fila para sacar las entradas. Conseguidas gracias a Gerardo, colaborador del programa Café con Goles de Radio Ebro (lunes a viernes de 9,30h a 10,30h) que sin conocerme de nada y tras mandar yo un mensaje al programa diciendo que no conocía abonados para sacar una entrada, se ofreció a dejarme un par de abonos. Y ya puestos le hago publicidad: Tiene una tienda de ropa para hombre y trahes en Salvador Miguijón 22, con muy buenos precios. Si tenéis comunión y no tenéis traje, pasaos.
Y qué contento he ido al partido tras años sin asistir a la Romareda (el último partido fue la temporada 1999-2000, un Real Zaragoza 3- Málaga CF 2, jornada 37. Esa liga la acabamos en 4º lugar pero no se fue a Champions porque la ganó el Madrid y se fue a UEFA. Fui invitado por la radio y estuve con el de Carrusel y en la tertulia enterior al partido con Ortiz Remacha que entonces estaba en la Ser) y eso que es la primera vez que he pagado (poco, eso sí) para ir al fútbol. Bueno como digo, tres horas de fila nos pegamos miles de personas. En menos de dos días se acabaron las entradas. Grupos de aficionados prepararon tifos: Ligallo ha desplegado unas enormes pancartas, Colectivo repartió cartulinas, hubo una iniciativa para acudir al campo con camisetas blancas para dar uniformidad a la grada... La afición respondió a la llamada del equipo. Pero nuevamente no ha sido recompensada, como habéis visto. 
El Real Zaragoza, en el partido más importante de la temporada, no ha estado a la altura de lo esperado (aunque sí a la altura a la que nos tiene acostumbrados, por desgracia) y ha desperdiciado una ocasión de oro para dar casi por segura la permanencia. Ahora nos quedan por delante tres jornadas de infarto en las que, aun dependiendo de nosotros mismos, la permanencia no es, ni mucho menos, sencilla.
Pero eso ya lo iremos viendo en las dos semanas que quedan.
Hasta entonces, os dejo con un video que he grabado del partido y una cuantas imágenes. Nos vemos.














P.D. Qué lamentable la actuación de Sergio Fernández al marcar el segundo gol de Osasuna. La educación y la tradición dicen que si marcas a un antiguo equipo, no lo celebras o lo celebras poquito. El tío hasta ha hecho gestos a la grada. Persona non grata. Igual que los escasos aficionados de Osasuna a quienes no se había hecho ni caso en la primera parte pero que al empatar y no digamos al marcar más goles se les ha empezado a oir lo de "a segunda" y esas cositas. Non gratos también.
P.D.No obstante, uno es gilipollas y si no bajamos (bajar sería desaparecer), tengo intención de sacarme el carnet de abonado la temporada que viene si bajan un poquillo el precio.

1 comentario :

Blogger dijo...

SwagBucks is a very recommended work from home website.