lunes, 17 de octubre de 2016

Enésimo ridículo

Me gustaría decir que el real Zaragoza va bien, viento en popa, en la parte de arriba y hacia el ascenso. Pero no.Mentiría si dijera algo así porque la realidad, tozuda como es, nos mostraría la verdad. Que la cosa va peor que mal, que nos despeñamos en la clasificación, que cada partido es (increíblemente) peor que el anterior, que el equipo está roto y que ni los jugadores creen en el entrenador ni el entrenador en los jugadores. 
Ayer domingo, otra nueva muestra de lo anterior. Vino a la Romareda un Elche en horas bajas y sin hacer nada, simplemente saliendo de los vestuarios, se llevó tres puntos. Porque fue el propio Real Zaragoza el que se disparó en el pie una, dos y hasta tres veces. Pues tres fueron los goles que marcó el Elche, pero ojo que ninguno de ellos habría sido gol de no mediar una grandísima colaboración de la defensa del Real Zaragoza. En el primer gol, cantada general pues no se acierta a despejar el balón en dos ocasiones. El segundo, otra (y van mil) cantada de Irureta. Se le escapa el balón y cae a los pies de Nino que, como es normal, no falla. Cómo odio a ese jugador... En el tercero, opereta de Cabrera en una pared en la cual pareció un defensa benjamín. Menudos partidos lleva el amigo... Sí, se acortaron distancias luego, pero fue porque el rival, con una renta de tres goles, se dejó llevar. No por otra cosa. Ayer era más fácil ver volar a los burros que ver remontar al Real Zaragoza.

Irureta, qué porterazo
Que sí, que hubo un penalti a favor que no nos pitaron. Que sí, que puede haber fuera de juego en dos de los goles del Elche. Pero es que el Real Zaragoza hace las cosas tan mal que ya no quedan excusas. Ni se ataca con orden, ni se presiona al rival, ni se defiende, no hay agresividad (no es normal perder 3 a 0 y no hacer ni una falta aunque sea producto de la rabia), apenas se lleva peligro al a portería rival y cuando se lleva, nuestros delanteros meten una ocasión de cada diez. Y tenemos un portero con el que cualquier tiro del rival puede ser gol. A todo esto, que si a Bob Dylan le han dado un Nobel pues a Irureta el Zamora también podrían dárselo ¿no?
¿Y quién tiene la culpa? Bueno, pues mucha gente. Desde los jugadores a los dueños, pasando por el entrenador Milla, y Julià que lo trajo. Pero claro, a 20 jugadores no los puedes echar, así que el mayor culpable es Milla. y, en mi opinión, es Milla el mayor responsable. Porque todo esto que estamos sufriendo, obviando al falta de calidad de algunos jugadores que es culpa sobre todo de Julià que los trajo, es culpa del entrenador. ¿Quién si no ha dejado cortísima una plantilla que ya era corta pasando y despreciando a muchos jugadores?¿Quién se empeñaba en alinear a un lateral que no ha dado la talla en toda la  temporada para tener que cambiarlo a mitad de partido?¿Quién puso a Ángel en la banda?¿Quién se cargó a Lanzarote retrasándolo para cubrir a Isaac?¿Quién se lleva a cuatro centrales a un partido pero no tiene un delantero en el banquillo?¿Quién saca un equipo titular y luego tiene que hacer tres cambios para tener al equipo que tenía que haber salido de inicio?¿Quién mueve medio equipo para no sacar a Edu García?¿Quién se empeña en poner a Barrera y colocar a Ros y Morán fuera de sus posiciones?¿Quién insiste una y otra y otra vez con Irureta, que es el peor portero que hemos visto en muchos años? Pues Milla, claro. Es él y solamente él quien cometer un error tras otro.
Milla parece no aprender del error. Aunque no está claro que él vea esto como errores, pues nada hace para remediarlos. Pero tampoco puede ver que sean aciertos, porque cada partido es peor que el anterior. Sin embargo, las soluciones no aparecen. ¿No tiene ya ideas Milla? Lo dudo, porque muchos que no somos entrenadores tenemos alguna. ¿Acaso cambiar sería reconocer que se equivoca y eso no le gusta?¿No quiere tener que decir que la ha cagado dejando la plantilla cortísima? Pues si es así ya tardan en echarlo.
Yo a Milla no lo veo capaz de sacar al equipo de estar caída libre. Si lleva haciendo el Tancredo varias jornadas ¿va a cambiar ahora de pronto para jugar contra el Valladolid? Permitidme que lo dude y mucho. Permitidme que dude sobre las aptitudes de quien de golpe y porrazo rompió relaciones con los jugadores cuando en Soria dijo que cuando al equipo le meten un gol el equipo (los jugadores) se vienen abajo. Y me da igual que tenga razón, a ningún jugador le gusta que esas cosas salgan del vestuario. Por eso cuando oigo a los jugadores decir que "estamos con el míster" lo que oigo es "al míster no queremos verlo más". Y, por último, permitidme dudar del zaragocismo de quien apoye a Milla y vea bien que tenga un partido más. Porque lo más fácil es que sea un partido perdido más, el que nos deje a catorce puntos del primero, ocho del segundo y metidos en descenso a Segunda B. Y sí, nadie sube en octubre, pero a fe mía que en octubre estamos haciendo méritos para no subir.