jueves, 24 de febrero de 2011

Paseos con el móvil 4

Pues turno de otro paseito fotográfico por la ciudad. El recorrido ha sido ectenso, ya lo veréis. Y el post también. Pero tranquilos que pa leer hay poco. Empezamos:


Menudo cartelito: Plan de vivienda 1998-2001 ¿No va siendo hora de quitarlo?


Últimamente se da la vara con la contaminación en las ciudades. Pues bueno... Los molinos que se ven al fondo están como a 25 kilómetros del punto donde he hecho la foto.


Estos son otros molinos a más de 20 kilómetros. Y se ven perfectamente, no hay nubes de mierda como en Madrid o Barcelona. ¿Contaminación en Zaragoza? Gracias al cierzo, poca. A ver si ahora la peña se queja tanto del aire ¡si mantiene limpia la atmósfera!



Prohibido fijar carteles bajo sanción: pues fíjalos encima. O al lado. 


Desmontando la noria de la Expo para cambiar la estructura por una de acero: resulta que la de madera, por ser tan artesana, no ha aguantado más que dos años. ¿La excusa que han puesto? Pues nada, que los artesanos sirios ya avisaron de que ya necesitaba un mantenimiento caro y que encima el clima de Siria es muy distinto al de Zaragoza, que el cierzo la ha perjudicado... ¿Es que ninguno de los responsables de colocar esa noria se acordó del cierzo? En resumen, un pastón ponerla y otro pastón apañarla. Lo de siempre: como paga el ciudadano, no importa.





Un puente que se está haciendo famoso: el del Tercer Milenio. Y quizás los que no viváis en Zaragoza no lo reconoceréis en la publicidad, pero últimamente sale en varios anuncios de coches. Como el Pabellón Puente. Lo que pasa es que muchas veces lo mezclan con vistas de otras ciudades, como Nueva York, y no parece que sea Zaragoza. Pero lo es.


Por supuesto que menos mal que los que hacen los anuncios saben de lo suyo y así eliminan la suciedad de los cristales:



O los reparan digitalmente.



Y eso que el puente tiene unas barquetas para limpieza, dos a cada lado. Pero yo creo que no las han estrenado todavía.


Y bueno, dejo el tema del puente del Tercer Milenio porque me enciendo. Pero basta decir que NUNCA se ha limpiado y que los cristales rotos tardan MESES en ser sustituidos.


Y sigo sin entender porqué la gente no puede dejar las cosas tranquilicas... Esto ERA un timbre colocado en la base del Pabellón Puente. Más vale que no tenga que entrar nadie llamando.


Seguimos andando y llegamos al parking sur de la Expo. Els miércoles es día de mercadillo y si no lo sabemos nos enteramos por la mierda acumulada en las vallas. Bolsas, plásticos, papeles... basura producida por los vendedores del rastro y cuya recogida pagamos  todos los ciudadanos. Y encima, esas bolsas hacen que el aire (que ahí sopla que da gustico) fuerce la valla y la acabe tirando, como habéis visto en más de una ocasión en este mismo blog.  Y los del rastro quejándose de venden poco, que no va nadie, que no ganan... 


Sí, claro, se ve que no hay nadie...


Al lado de la Intermodal vemos estos preciosos contenedores soterrados... Dinero tirado a la basura, claro. ¿Quién cojones tira ahí la basura?


 Que por la calle uno puede ver cualquier cosa es cierto, pero que nunca había visto que se pidiera perdón escribiéndolo con tiza en la acera es más cierto aún.



Curioso espantapájaros que se han cascao en la Facultad de Educación, por cierto. ¿Para qué? Siendo universitarios esperaba encontrar maría plantada, pero nada. ¿Qué protegen?



Andando andando llega uno a Gran Vía (o Mini Vía, lo dejo a vuestra elección) y ve que ya han protegido las áreas infantiles. ¡Qué bien se lo va a pasar mi enana en ese tobogán!



Sí señor, tranvía en pruebas. Aunque os juro que he visto abuelos en las paradas haciendo fila para subir los primeros. Lo que tiene la jubilación, unos hacen filas... y otros hacemos fotos.



Y otros cruzas sin mirar y arriesgando el pellejo. Tiemblo de pensar la de accidentes que pueden haber con el tranvía y en sus consecuencias.


 Y con esto termina el paseito de hoy. Total, entre andada y rato echando fotos, algo más de 3 horas y media. ¡¡Los pies me echaban humo!!

Hala pues, para otro día otro paseico. Y sigo trabajando en mi artículo del Puente de Piedra y poco a poco voy haciendo fotos de todos los puentes de la ciudad y en un tiempo haré un espacial. Avisados quedáis. Hasta luego!!!!!








3 comentarios :

Anacruso dijo...

He de decirte que en la facultad de educación no tenemos nada que ver con ese espantapájaros (que hace un año cuando lo pusieron lucía espléndido). De las 4 plantas del edificio, la 1ª y dos tercios de la 2ª pertenecen, junto con ese jardín y huerto escolar al colegio Recarte y Ornat. Al cual se entra entre la facultad y el Clínico o por las escaleras que hay al lado de ese huerto.

Me gusta mucho tu blog y lo sigo, pero quizás esté de más hacer juicios valorativos de nuestros alumnos sin contrastar los datos. Además, he pasado largos periodos de mi vida por varias facultades de esta universidad y en ninguna me he encontrado tanta calidad humana como en esta (tanto profes como alumnos).

Un saludo!

El desastre de Pilar dijo...

Vaya paseito te has pegado por las calles de Zaragoza, casi na! No me extraña que te echaran humo los pies.

Muy buenas las fotos y los comentarios!

Fernando Soguero dijo...

Anacruso, que es una coña, no le des más vueltas. Eso sí, no sabía que era un edificio compartido.
¡Y gracias por visitar mi blog!